El uso de las plataformas y aplicaciones de salud y el desarrollo de la historia clínica digital vienen experimentando un continuo avance entre los usuarios vascos, siendo las apps de IMQ y la de Osakidetza las de mayor recorrido.

osakidetza_salud_imq_saludentuvida.jpg
Las nuevas tecnologías han llegado para quedarse en salud (Foto irekia)

Alrededor del 5% de la población de Euskadi dispone ya de una aplicación de salud instalada en su móvil. “El continuo desarrollo de la tecnología está posibilitando que cada vez más personas utilicen de manera complementaria las aplicaciones móviles para interactuar con el sistema sanitario o para potenciar el cuidado de su salud”, destaca Javier Aguirregabiria, director general adjunto de IMQ.

En esta línea indica que  “más de 13.700 vascos cuentan ya, por ejemplo, en su dispositivo móvil con la app de IMQ”, lo que convierte a la aplicación de esta aseguradora sanitaria vasca en la más popular de la medicina privada en el País Vasco.

En contraste con la aplicación móvil de Osakidetza, hoy la más común, la app de IMQ permite también, mediante cita previa, establecer video consultas con los profesionales médicos. “De este modo, un paciente puede ver e interactuar en tiempo real con su médico en una teleconsulta sin necesidad de desplazarse de su domicilio o de su lugar de trabajo u ocio, ahorrando con ello tiempo, dinero y esfuerzo ofreciendo, además, una experiencia igualmente personalizada”, explica Aguirregabiria.

Tal y como muestra un informe del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, un 48,3% de los internautas españoles consulta de manera habitual información relativa a la salud por Internet. “Sin embargo, mucha de esa información es poco fiable e, incluso, engañosa. Para hacer frente a esta amenaza, desde nuestra aplicación móvil hemos dispuesto la posibilidad de realizar una consulta inmediata con el médico asesor asignado de manera personal para cada asegurado que se ha dado de alta en la aplicación. De este modo, puede preguntar directamente a un médico, en vez de exponerse en Internet a información sanitaria de dudoso rigor y conseguir un consejo sanitario personalizado con mayor calidad y cercanía. Cuentan, además, con acceso directo a través de la app a los diferentes consejos médicos que continuamente ofrecemos en nuestros canales Salud y Gaztea”.

Una de las prestaciones más demandas de las aplicaciones móviles sanitarias es la de la historia clínica del paciente, seguida de la Guía Médica, conformada por una base de datos que, solo en Euskadi, recoge los más de 2.400 profesionales que integran su cuadro médico, filtrados por especialidad y territorio histórico, con sus direcciones y teléfonos. Esta funcionalidad se ha incluido igualmente en la aplicación. Además, es posible también acceder a los profesionales sanitarios que IMQ ofrece a sus asegurados fuera del País Vasco.

Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida

Artículos relacionados