La Salud Digital es una realidad en nuestro medio. Además, aunque quede mucho por realizar, los expertos son conscientes de que hay que reflexionar sobre si el escenario de hoy se adecúa a las necesidades actuales y futuras de los usuarios, y cuáles podrían ser las estrategias idóneas para afrontar los retos de la Sanidad en los próximos años. Sobre estos temas se debatió en el Congreso de Salud Digital bajo el lema “Retos para avanzar”, que se desarrolló en el Palacio de Miramar de San Sebastián del 12 al 13 de septiembre con la participación de más de 150 especialistas en la materia

La Jornada de Salud Digital se desarrolló en el Palacio de Miramar de Donostia (Foto N. Garay)

En el VI Congreso de Salud Digital, inaugurado por la consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, participaron profesionales del ámbito sanitario y gestor, empresas tecnológicas, universidad y pacientes, con el objetivo de compartir, aprender y generar redes de conocimiento que inspiren nuevos proyectos sanitarios útiles para la sociedad. El encuentro, impulsado por el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza, se enmarcó en los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y sirvió para reafirmar el compromiso de la Sanidad vasca con las nuevas tecnologías.

En este sentido, la consejera se refirió a la transformación digital en la que está inmersa Osakidetza desde hace ya unos años. “Lo que está suponiendo para nuestra organización un importante cambio cultural; el sistema sanitario vasco debe estar preparado para enfrentarse a cuestiones tan importantes como pueden ser los nuevos sistemas de historia clínica, el diagnóstico por imagen, la telemedicina, el big data o la inteligencia artificial. Por esto, desde Osakidetza y desde el Departamento de Salud queremos reafirmar nuestra apuesta firme y decidida para avanzar en esta transformación y desarrollar las competencias digitales de las personas que forman parte del sistema sanitario”, subrayó Nekane Murga.

La consejera Nekane Murga y la responsable de los cursos, la doctora Marisa Merino (foto N. Garay)

Marisa Merino, directora gerente de la Organización Sanitaria Integrada (OSI) de Tolosaldea, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP) y alma mater del Congreso, explicó a la Revista EL MÉDICO, que las jornadas han buscado generar redes de conocimiento que inspiren nuevos proyectos útiles para la sociedad. “Este año el encuentro ha centrado su mirada en los desafíos para avanzar en la salud digital. Por eso, se han abordado tres ámbitos de actuación preferentes en salud digital: la atención a las personas, la revolución de los datos y la oportunidad del tratamiento de la imagen médica; temáticas imbricadas entre ellas”.

Nekane Murga incidió en que la transformación digital obligará a los sistemas de salud a revisar su saber hacer, “y sin duda los cambiará, dejando de ser como los entendemos hoy en día”. Sin embargo, para la responsable de la Sanidad vasca, “no hay que sentirlo como una amenaza, ya que las nuevas tecnologías nos ayudarán a caminar al ritmo que nos marca la sociedad en su demanda por la sostenibilidad y modernización de nuestro sistema sanitario; por ello, Congresos de este tipo son necesarios para conocer cuáles son los últimos avances tecnológicos relacionados con la salud; es necesario promover estos foros, pues de ellos surge el conocimiento necesario para afrontar con garantías esta transformación”, sentenció.

La conferencia inaugural corrió a cargo de Brian O´Connor, director de ECHAlliance, quien reflexionó sobre la importancia de las alianzas y las relaciones a nivel internacional en un entorno globalizado. “Si no cambiamos las culturas no podremos utilizar las nuevas tecnologías” enfatizó, al tiempo que se refirió al sistema vasco de salud, sobre el que comentó “veo que hay regiones en Europa que envidian lo que han hecho aquí con su Sanidad; por eso, no subestimen lo que han logrado y participen con iniciativas de otros países; la vida tiene que ser divertida”, invitó sonriente.

Jaume Reventós de la Asociación Salud Digital, presentó y moderó la mesa “La atención a las personas” en la que intervinieron Mikel Ogueta (Osakidetza), Rafael Pardo Espina (Costaisa) y Ester Sarquella (Tunstall). Mientras que Martin Begoña de Osakidetza fue el moderador de la mesa “La revolución de los datos” que contó con la participación de Aitor Moreno (I3B), Baltasar Lobato (EY) y Víctor Vicente (Philips).

En la segunda jornada del Congreso, Ignacio López Parrilla, de la Fundación Signo, moderó la mesa “La oportunidad de la imagen”, en la que tomaron parte Jorge R. López Benito (creativiTIC), Jon Zabaleta (Osakidetza) y Juan Antonio Retamero (Hospitales de Granada). El congreso se completó con dos mesas más. En la primera de ellas se dieron a conocer diferentes proyectos y comunicaciones, y en la otra, denominada “Health 2.0 Basque”, se expusieron 8 experiencias innovadoras de empresas del País Vasco.

Marisa Merino reconoció que “cada vez es más evidente el impacto positivo del uso de soluciones digitales en la accesibilidad y experiencia de pacientes y ciudadanos, continuidad asistencial, atención centrada en el paciente, apoyo a la decisión clínica o comunitaria; no hay duda de que la Salud Digital ayuda a mejorar la calidad de la atención sanitaria”.

Por ello, desde la Asociación de Salud Digital han llevado a cabo este año un informe con las valoraciones realizadas en los últimos diez años en todas las Comunidades Autónomas del Estado. Se trataba de conocer de primera mano cómo es el desarrollo de la Salud Digital en todas las autonomías y, sobre todo, los compromisos versus las realidades que se habían encontrado y en la situación en la que se encuentran en la actualidad. “Con este punto de partida se ha diseñado un decálogo para avanzar en Salud Digital”, explicó Marisa Merino.

  1. La doctora, Marisa Merino, de Osakidetza (Foto N. Garay)

Consciente de que la tecnología deslumbra, la experta hizo hincapié en que esta no es un fin en sí misma. “Lo que tenemos que ver es realmente cuáles son las necesidades de verdad que tienen los pacientes y los ciudadanos en general; entre todos los agentes de distintos ámbitos tenemos que ver cómo podemos buscar las mejores soluciones, evaluarlas e implantar las que de verdad mejoran la salud de la población; las que puedan beneficiar a los pacientes y que el sistema sanitario también siga siendo eficiente”, remarcó.

Con este objetivo, los profesionales se tienen que ir adaptando continuamente, pero los pacientes y la sociedad, en general, también. “Como nos parece importante, estamos trabajando también en las competencias digitales de los ciudadanos. Así, disponemos de una página web con un cuestionario en la que cada persona se puede evaluar. Partiendo de eso, en los últimos años, en el Gobierno Vasco se han desarrollado también perfiles digitales profesionales para la industria”.

Merino se refiere a la experiencia de Osakidetza, que este año ha empezado a diseñar los perfiles digitales de los sanitarios. “No solamente tenemos el marco de las competencias digitales de la ciudadanía, sino que desarrollando los perfiles profesionales de los sanitarios podemos a posteriori ir avanzando en las dos partes. Porque, si no lo hacemos de manera conjunta no irá bien”, añadió, al tiempo que se refirió a la carpeta de salud, “una herramienta con una potencialidad tremenda que todavía tenemos que aprovecharla mucho más de lo que hacemos; con este fin, los pacientes y los profesionales deben de saber manejarse con ella”, reconoció.

Sostenibilidad del sistema

La Salud Digital no solo contribuirá a ofrecer una mejor atención a los pacientes, sino que también servirá para hacer sostenible los sistemas de salud. “El uso de la tecnología para todos los ámbitos de la asistencia es una oportunidad. Pero, como no es un fin en sí misma, no tiene sentido tener una tecnología muy bonita y deslumbrante que cueste mucho más dinero y que no aporte realmente nada a las personas. Si algún día pudiéramos dejar de hablar de Salud Digital, sería que lo digital estaría ya incluido en la Sanidad y resultaría redundante. Eso es lo que nos gustaría”, remarcó Merino.

El doctor Bayona, presidente de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP). (oto N. Garay)

Manuel Bayona, presidente de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (sedap)

“Un viejo reto siempre presente, el abordaje de la cronicidad”

Manuel Bayona, presidente de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP), fue uno de los 130 expertos que se dieron cita en el Congreso de Salud Digital de Donostia. Convencido de que los profesionales de la Sanidad deben de estar presentes donde también lo hace la ciudadanía, apuesta por las nuevas tecnologías como herramienta para ayudar a los profesionales a tomar mejores decisiones. Con el objetivo esencial de ofrecer “mejor calidad asistencial a los pacientes”.

Consciente de que la sociedad actual cambia a un ritmo vertiginoso, y lo está haciendo en todos los sectores, reconoce que los profesionales, gestores sanitarios y pacientes no pueden ser ingenuos y pensar que el cambio no va a afectar a la salud. Por eso, para Bayona, “desde dentro del sistema se deberían de liderar los procesos de cambio, para responder a lo que demanda la sociedad del silo XXI, una sociedad digital, tecnológica, exigente y conectada”.
Reconoce que para avanzar hacia una innovación real del sistema sanitario es primordial superar el desapego y la desmotivación de los profesionales, que por una razón u otra no han visto resueltas sus aspiraciones, estabilidad, reconocimiento o carrera profesional. Por esto mismo, sostiene que hay que favorecer la implementación de estrategias de renovación, teniendo en cuenta no solo las presiones del entorno y sus influencias, sino el propio “intorno de los servicios sanitarios”, generando alianzas con pacientes y profesionales. Los servicios sanitarios tienen que acompañarlos en los procesos de cambio, favoreciendo el trabajo en equipo, la flexibilidad, conexión en red, nuevos perfiles profesionales, y aprovechando la utilidad de las nuevas tecnologías, porque facilitarán la accesibilidad, la resolución y la continuidad asistencial”.
Para el presidente de la SEDAP tenemos la oportunidad de incorporar los avances de la transformación digital para gestionar de otra manera las necesidades de los pacientes e integrando servicios y recursos poder dar a la ciudadanía una respuesta más ágil, rápida, de calidad, efectiva y eficiente. “Sin olvidarnos de la equidad, para lo que sería imprescindible una doble centralización: de la información y la de los recursos. Ello permitiría que según las necesidades de usuarios y según las competencias de los profesionales, los cuidados y servicios puedan prestarse de manera eficaz y eficiente a la población en todos sus territorios”.
Porque, a juicio de Bayona, la gestión de la demanda permitiría planificar mejor la respuesta y ofertar el recurso más adecuado a cada caso, evitando circuitos únicos y desconectados que finalizan siempre con visita al médico de familia o a las urgencias de los hospitales. “Si utilizamos canales de acceso telemáticos, teléfonos, internet, aplicación teléfono/tableta y un call center podemos minimizar la presencia física para la demanda, redirigiéndola a la oferta más conveniente en cada momento, resolviendo demandas simples con recursos simpes, con inmediatez y de manera satisfactoria”, explica con vehemencia.
Bayona adelanta que la evolución que está siguiendo la transformación digital en salud ha llevado a la Comisión Europea a la elaboración de un informe sobre Inteligencia Artificial (IA), donde se la repasa desde todas las perspectivas y avisa de las oportunidades y desafíos para la sociedad, las empresas y la industria. “Dicho informe reclama que todo lo relacionado con la IA sea útil, legal y seguro, con empoderamiento de las personas para que estén por encima de los datos, que se respete la privacidad, que sea transparente y evaluable, que los servicios sean justos y accesibles, sin discriminación y que sean sostenibles y respetuosos con el medio ambiente”, advierte.


DECÁLOGO DE RETOS PARA LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

  • 1. Organismo independiente de Salud Digital
  • 2. Reorganización de la información
  • 3. El paciente como eje central
  • 4. Atención de las enfermedades crónicas
  • 5. Nuevos sistemas de historia clínica
  • 6. Diagnóstico de historia clínica
  • 7. Patología digital
  • 8. Telemedicina
  • 9. Análisis avanzado de datos, Big Data, Inteligencia Artificial
  • 10. Open Data

Este decálogo impacta en tres ámbitos de actuación preferente:

  • la atención a las personas,
  • la revolución de los datos, y
  • la oportunidad del tratamiento de la imagen médica.

Porque la transformación digital es una necesidad, pero también se perfila como una oportunidad. “Si todos trabajamos en la misma dirección, podremos avanzar hacia una sociedad basada en valores, eficiente y sostenible”, remarca Marisa Merino.

Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida