•En el Día Nacional del Donante, mañana 3 de junio de 2020, las Asociaciones de Pacientes recuerdan que hay muchas enfermedades por derrotar.

•  “Queremos pedir a la población de Euskadi que no se olviden de nosotros y que vuelvan a mantener sus esfuerzos”.

•Las asociaciones de personas trasplantadas piden a las comunidades autónomas “recuperar la actividad previa a la emergencia sanitaria en las mejores condiciones de seguridad”.

• En el Estado   se han realizado 274 trasplantes, cuatro al día, desde que comenzó la crisis sanitaria de la COVID-19.

 Los miembros de la Asociación de Enfermos y Trasplantados de corazón y pulmón de Euskadi (ATCORE), de la Asociación de Trasplantados y Enfermos Hepáticos de Euskadi (Renacer), y de la Asociación de Trasplantados de Médula Ósea y Enfermos Hematológicos de Euskadi (Egute) han destacado que la COVID-19 “no debe eclipsar la donación de órganos porque se necesita para derrotar a otras enfermedades y, por tanto, salvar vidas”.

Dichas asociaciones han hecho este llamamiento con motivo del Día Nacional del Donante, miércoles 3 de junio. En esta fecha, tradicionalmente, ATCORE, Renacer y Egute realizan varias actividades divulgativas de concienciación que este año no han podido llevarse a cabo por la emergencia sanitaria de la COVID-19 y, por ello, “quieren que su mensaje llegue más que nunca”.

En este contexto, destacan que “son conscientes de la magnitud e impacto que está teniendo la pandemia de la COVID-19 y entienden las dificultades para llevar a cabo la donación de órganos durante este periodo”.

España ha realizado 274 trasplantes de órganos de 127 donantes durante la crisis sanitaria causada por la COVID-19, pese a las enormes dificultades que supuso el pico de la pandemia. Estas cifras suponen una media de 4 trasplantes al día. Los trasplantes que se han realizado han requerido de un minucioso análisis basado en el riesgo/beneficio del paciente receptor. Los trasplantes se han priorizado en aquellos casos que no se podían demorar, denominados urgencia 0 y que, si no llegan a realizarse, comportaban un riesgo de fallecimiento elevado.

Sin embargo, desde ATCORE, Egute y Renacer subrayan que, “una vez que se ha realentizado la expansión del virus y que ya se conoce su manejo, es el momento de que la población mire hacia otras enfermedades y problemas sanitarios que también necesitan de una respuesta”.

De esta forma, las asociaciones vascas han hecho suyo el lema de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) para este Día Nacional del Donante que es: “Donar es amar”.

“Agradecemos siempre, y queremos hacerlo de nuevo, a la población de Euskadi su gran implicación, como demuestran los más de 2.500 trasplantes que se han realizado en los últimos diez años, pero queremos pedirles que no se oliven de nosotros y que vuelven a mantener los esfuerzos. Euskadi registró el año pasado una tasa de 65 donantes por millón de habitantes (pmp). Esos datos consolidan la ratio superior a 60 donantes pmp del último lustro y nos mantiene a la vanguardia internacional, pero tenemos que seguir así”, subrayan.

De esta forma, llaman a las comunidades autónomas a “recuperar la actividad de trasplantes previa a la emergencia sanitaria en las mejores condiciones de seguridad para los pacientes y los profesionales”.

La importancia de donar

Las personas que pueden recibir un trasplante son aquellas con algún daño irreversible en alguno de sus órganos que no puede ser subsanado a través de ningún tratamiento médico. Para estas personas, encontrar un donante es la única opción para evitar la muerte o mejorar su calidad de vida. En este punto, el compromiso con la donación de la ciudadanía es clave, ya que los trasplantes provenientes de un familiar directo no siempre son posibles.

De hecho, según datos de la ONT, en el caso de algunos trasplantes como el de médula ósea, la posibilidad de realizar un trasplante proveniente de un familiar no supera el 30%. Tal y como indica la ONT, “sin la solidaridad de los donantes no hay trasplantes”.

Sobre la Asociación de trasplantados de corazón y pulmón de Euskadi (ATCORE)

La Asociación de Enfermos y Trasplantados de Corazón y Pulmón de Euskadi (ATCORE) es una asociación benéfica y sin ánimo de lucro, cuyo propósito es dar testimonio directo a las personas que necesitan un trasplante porque sirven para “dar vida”.

Sobre la Asociación de Trasplantados y Enfermos Hepáticos de la CAV (Renacer)

La Asociación de Trasplantados y Enfermos Hepáticos (Renacer) nació en Bizkaia en Febrero de 1997 para dar respuesta a las necesidades de un colectivo cada vez más importante de enfermos o trasplantados hepáticos. El ámbito de actuación comprende todo el territorio de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) y centran su labor en dos campos de actuación: por una parte responder a la problemática propia de los enfermos y trasplantados hepáticos, y por otro lado, fomentar la donación de órganos en la sociedad.

La Asociación de Trasplantados de Médula Ósea y Enfermos Hematológicos de Euskadi (Egute)

Agrupa a trasplantados de médula ósea y enfermos hematológicos de la CAV. La entidad nació en Bizkaia en 1999. Egute ofrece ayuda a enfermos y familiares en aspectos médicos y laborales y trata de mantener relación con los centros sanitarios y el resto de asociaciones de trasplantes.

#Porque lo que importa…Pon #saludentuvida.