Proyecto ESPERANZA Adoratrices advierte de las múltiples formas de la violencia que se ejerce contra las mujeres y niñas, que muchas veces se manifiestan de forma consecutiva o simultánea. En concreto, pone el foco en los casos de mujeres que han sido víctimas de mutilación genital femenina en su infancia o juventud y que son posteriormente víctimas de Trata.

· La ONG lanza la campaña “Sembrar Igualdad y Derechos” para tomar conciencia de que la Mutilación Genital Femenina (MGF) supone una grave violación de derechos humanos y una forma de violencia contra la mujer, con implicaciones sanitarias y psicosociales: viola el derecho de niñas y mujeres a la integridad física y afecta directamente a su salud sexual y reproductiva, perpetuando las desigualdades de género y afecta a muchas de las mujeres migrantes y víctimas de trata que se encuentran en España y que vinieron huyendo de la violencia de género y la desigualdad en sus países.

· La Trata de Seres Humanos, que afecta a nivel mundial principalmente a mujeres y niñas, es un fenómeno global que se considera una forma contemporánea de esclavitud y que supone una grave violación de los derechos humanos. La trata es considerada además el tercer negocio ilícito más lucrativo, después del tráfico de armas y de drogas ilegales.

El 6 de febrero se conmemora el día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas que comprende todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar intencionalmente los órganos genitales femeninos por razones no médicas. Esta práctica afecta a nivel mundial a más de 200 millones de niñas y mujeres en el mundo.

La MGF es una violación de los derechos humanos que hunde sus raíces en la desigualdad de género y la discriminación que sufren mujeres y niñas por el hecho de serlo y que puede acarrear graves consecuencias de salud de por vida, entre otros: puede producir hemorragias graves y problemas urinarios, y más tarde pueden causar quistes, infecciones, complicaciones del parto y aumento del riesgo de muerte del recién nacido. Geográficamente la mayoría de los casos se dan en los 30 países de África, Oriente Medio y Asia donde se concentra esta práctica y entre migrantes de esas áreas, aunque también existen casos de MGF en Europa, América Latina, Norte América, Nueva Zelanda y Australia. Por lo tanto, la MGF es un problema mundial.

La trata de seres humanos a su vez afecta de manera desproporcionada a mujeres y niñas a nivel global, motivo por el que es conceptualizada, a día de hoy, como una manifestación de la violencia de género. El 71% de las víctimas de trata en el mundo son mujeres (51%) y niñas (20%) y ello es consecuencia directa de la situación de mayor vulnerabilidad en la que se encuentran, fruto de la desigualdad, la discriminación y la violencia a la que están expuestas, por el hecho de ser mujeres y niñas.

Las diferentes manifestaciones de la violencia de género se interrelacionan, mujeres y niñas sufren con frecuencia diversas formas de violencia de género de manera simultánea y/o consecutiva. Es lo que sucede por ejemplo con muchas mujeres y niñas procedentes de África Subsahariana, muchas de las cuales han sido víctimas de la MGF en su infancia o juventud y, posteriormente, tratando de huir de la violencia, o engañadas cuando buscan una vida mejor, caen en redes de trata que las traen a Europa para someterlas principalmente a explotación sexual en la prostitución.

La campaña de sensibilización “Sembrar Igualdad y Derechos”

Proyecto ESPERANZA lanza la campaña “Sembrar Igualdad y Derechos” con el objetivo de concienciar sobre la urgencia de trabajar en favor de la igualdad y del acceso a derechos de las mujeres y las niñas y sobre la necesidad de prevenir la violencia de género, en concreto la MGF, visibilizando la forma en la que muchas veces se suceden y se interrelacionan unas formas de violencia de genero con otras. Quiere potenciar un mensaje común #contralatrata y #StopMGF, dos realidades que a menudo se solapan, recrudeciendo el impacto en la salud integral de las mujeres.

La campaña de sensibilización utiliza la imagen de una semilla de algodón como concepto alternativo a la crudeza de la cuchilla de la mutilación. Se quiere poner foco en las soluciones que inciden en la raíz del problema: superar las estructuras que alimentan la desigualdad de género y la violencia.

Por eso, esta campaña que fundamentalmente se difunde a través de redes sociales, quiere visibilizar esta realidad, aún desconocida para ciertos sectores de la población y mostrar soluciones a largo plazo, basadas en la educación, diálogo social y empoderamiento de las mujeres para actuar colectivamente y poner fin a la práctica.

Proyecto ESPERANZA | Atención Integral, Empoderamiento y Prevención

Proyecto Esperanza – Adoratrices ha atendido de forma integral en los últimos 18 años a más de 990 mujeres víctimas de Trata, de 40 nacionalidades diferentes, adoptando una perspectiva de derechos humanos, intercultural y de género. África subsahariana destaca como la región de origen del mayor número de mujeres víctimas de trata atendidas por el Proyecto Esperanza en los últimos años. Las mujeres que han sufrido la trata con fines de explotación tienen derecho a que se les garantice el acceso a una asistencia y un apoyo integral y especializado que les posibilite una recuperación (física, psicológica y social) efectiva y a que se les reconozca el derecho a obtener protección internacional cuando huyen de sus países por sufrir violencia o cuando no pueden regresar al mismo por tener temor a sufrir un trato cruel, inhumano o degradante.

El Proyecto realiza periódicamente talleres grupales de prevención de la violencia de género y de empoderamiento para las beneficiarias del programa, en los que se abordan, entre otros, temas de autoestima, prevención de la violencia en el ámbito de la pareja y prevención de la MGF, para evitar que esta forma de violencia se perpetúe y se ejerza contra las hijas de estas mujeres. En esta línea, se trabaja con organizaciones especializadas en la prevención de la mutilación genital femenina como UNAF y Save a Girl, Save a Generation, desarrollando talleres específicos centrados en la interculturalidad, en los que las mujeres van compartiendo y reflexionando sobre los aspectos positivos y negativos de sus culturas y en los que se abordan las diferentes formas de violencia que sufren como el matrimonio forzoso y la MGF. Además, Proyecto Esperanza colabora con Mundo Cooperante, organización que lleva años combatiendo esta brutal práctica, trabajando en proyectos con organizaciones sociales africanas de Kenia y Tanzania y también sensibilizando a la población española sobre esta realidad.

Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida

Artículos relacionados