•La SEOM estudia la situación de sus socios, tanto hombres como mujeres, con el fin de conocer si existen barreras para alcanzar los objetivos independientemente del género.

•Es observatorio objetivo para analizar la realidad actual a partir de la cual hacer un diagnóstico y poner un tratamiento”, señala la presidenta de la Sociedad, Ruth Vera.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) recuerda la importancia de la prevención primaria y secundaria en los diferentes tumores que afectan a la mujer. Además, ha señalado, en un comunicado, estudia la situación de sus socios, tanto hombres como mujeres, con el fin de conocer si existen barreras para alcanzar los objetivos independientemente del género.

Por ello, en la línea de lo desarrollado por las Sociedades Europea y Americana de Oncología Médica, ESMO y ASCO, ha creado el Grupo de Trabajo SEOM Mujeres por la Oncología para establecer un punto de encuentro y compartir iniciativas que contribuyan a mejorar el desarrollo profesional, independientemente del género.

Uno de los primeros proyectos en los que trabaja este grupo es analizar cuál es la situación de los socios de SEOM, tanto hombres como mujeres, y conocer si existen barreras para alcanzar los objetivos independientemente del género. Para ello, ya se están realizando encuestas a todos los oncólogos médicos y residentes de Oncología Médica. “Se trata de un observatorio objetivo para analizar la situación y la realidad actual a partir de la cual hacer un diagnóstico y poner un tratamiento”, señala la presidenta de la Sociedad, la Dra. Ruth Vera.

cancer_género_saludentuvida.jpg
La doctora Ruth Vera,presidenta-de la SEOM

Incidencia del cáncer en mujeres

En las mujeres, el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España en 2019 alcanzará los 116.170, un 17,4 por ciento más de los registrados en 2015, según recoge el informe “Las cifras del cáncer en España 2019”, editado por SEOM con datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), GLOBOCAN 2018 y el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aunque este incremento responde a factores como el aumento poblacional, el envejecimiento, la exposición a factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la obesidad y el sedentarismo, o la implantación de programas de detección precoz que, si son adecuados, condicionan un aumento del número de casos pero una reducción de la mortalidad, en el caso de las mujeres el mayor incremento –un 17,4 por ciento frente al 8,2 por ciento en hombres– se debe principalmente al aumento del número de casos de cáncer de pulmón, que, por primera vez, se convierte en el tercer tumor con mayor incidencia en la mujer, después del de mama y el colorrectal, como consecuencia de un aumento del consumo de tabaco en mujeres.

El tabaquismo es el principal factor asociado con el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. Los fumadores tienen 20 veces más riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. Globalmente, el porcentaje de hombres fumadores está disminuyendo pero lentamente el de mujeres fumadoras está aumentando. En algunas partes del mundo occidental el cáncer de pulmón es ya la primera causa de muerte por cáncer en mujeres, por delante del cáncer de mama.

Por ello, SEOM quiere alertar del aumento de mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres y concienciar a la población de que deje el hábito tabáquico cuanto antes. Es clave seguir disminuyendo el número de fumadores pero también el de personas –muchas veces adolescentes– que se inician en el tabaco. Sin duda, hay que incentivar medidas legislativas similares a la actual ley antitabaco.

Tras el consumo de tabaco, es también importante recordar que la obesidad es la segunda causa prevenible de desarrollo de cáncer. Hoy se sabe que hasta el 7 por ciento de las mujeres deben su cáncer a la obesidad y hasta en un 23 por ciento de los casos de cáncer de mama la obesidad actúa como un factor de riesgo.

Siguiendo las recomendaciones del Código Europeo Contra el Cáncer, SEOM aconseja que se realice lactancia materna siempre que se pueda al menos durante seis meses, se limite el uso de terapia hormonal sustitutiva y ante cualquier duda, se consulte al médico. Además no olvide participar en los programas de detección precoz de cáncer de colon, mama y cérvix.

Respecto a los factores de riesgo, existen aspectos diferenciales en la mujer respecto del hombre. Entre ellos se encuentra la herencia genética, ya que los síndromes de cáncer de mama y ovario familiar son frecuentes y afectan principalmente a las mujeres de la familia afectada.

Ante estos datos, la presidenta de SEOM insiste en que el mejor tratamiento es la prevención y para ello mejorar los hábitos saludables resulta imprescindible. “Ante los datos de algunos tumores como el cáncer de pulmón, la perspectiva de género resulta relevante considerando la influencia creciente del tabaquismo en las mujeres y sus consecuencias. Desde SEOM, estamos convencidos de la necesidad de implementar políticas de salud pública que incorporen esta visión e invitamos a abrir una reflexión sobre las necesidades de investigación básica, clínica, social y de resultados de salud aún no cubiertas que sin duda formarán parte de nuestro compromiso para los próximos años”, destaca la Dra. Vera.

Diferencias entre sexos

Las cifras de incidencia, mortalidad y prevalencia del cáncer en los últimos cinco años son diferentes entre hombres y mujeres. A nivel mundial, en ambos sexos, el cáncer con mayor incidencia y mortalidad es el de pulmón y el de mayor prevalencia a cinco años es el de mama. En general, la supervivencia de las mujeres es superior a la de los hombres porque los tumores más frecuentes en ellas presentan mejores supervivencias.

En España, se estima que aproximadamente una de cada tres mujeres padecerá cáncer a lo largo de su vida. Afortunadamente, a pesar del aumento del número de pacientes diagnosticados, la mortalidad disminuye en la mayoría de tumores debido a los numerosos avances en el tratamiento y a las medidas de prevención y diagnóstico precoz. Adoptando hábitos de vida saludables –no fumar, no beber alcohol, tener una dieta saludable y practicar ejercicio–, se reduciría hasta un 40 por ciento la incidencia de cáncer en los países industrializados.

 Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida

Artículos relacionados