•El 10% de los pacientes que sufre ictus isquémico no sabe que tienen fibrilación auricular

•“Detectar la fibrilación auricular impacta en la prevención del ictus”.

La campaña para detectar la fibrilación auricular llegó la semana pasada en Bilbao.

BILBAO– La fibrilación auricular (FA) es la arritmia más común y la causante de dos de cada diez ictus isquémicos, alerta la especialista Sonia Velasco, presidenta de la Sociedad Vasco Navarra de Cardiología y médica adjunto de Cardiología del Área de Cardiología no Invasiva del hospital Galdakao.

El tema no es baladí, ya que el 10% de los pacientes que han padecido un ictus isquémico desconocían que sufrían fibrilación auricular (FA). La buena noticia es que el ictus, tal y como explica la especialista, se puede prevenir con el control de los factores de riesgo cardiovascular y con una detección precoz de la FA.

Ante los preocupantes datos, la Sociedad Vasco Navarra de Cardiología y la Fundación Española del Corazón, con la colaboración de Daiichi Sankyo, han puesto en marcha la campaña de prevención ¿Eres candidato a un ictus? Detectar la fibrilación auricular (FA) a tiempo puede salvarte la vida.Una iniciativa que se desarrolló el jueves en Azkuna Zentroa y que contó con la presencia de la consejera de Salud, Nekane Murga, quien se sumó a la campaña preventiva.

Los datos adelantados por la doctora Velasco indican que en Euskadi, a lo largo del año 2018, se produjeron 6.200 ingresos y 1.100 fallecimientos por ictus. “La importancia de prevenir el ictus radica tanto en su frecuencia y mortalidad como en la discapacidad que puede producir con las importantes consecuencias derivadas para el paciente y su familia”, explicó la cardióloga en el Hospital de Galdakao.

El ictus isquémico es una forma de ictus producido por una obstrucción del flujo sanguíneo cerebral debido a un trombo. “Se estima que dos de cada diez ictus isquémicos registrados en Bizkaia tiene un origen cardiaco;frecuentemente en relación a una arritmia denominada fibrilación auricular con capacidad para formar trombos en el interior del corazón, que pueden desplazarse hasta las arterias del cerebro, produciendo el ictus”, explica la doctora Velasco.

En una sociedad de mayores como la vasca, el envejecimiento juega un papel fundamental en el incremento progresivo de la prevalencia de la FA, “de la que un 20% no ha sido diagnosticada”, se lamenta la cardióloga.

La fibrilación auricular, según el estudio Ofrece,afecta al 4,4% de la población del Estado, lo que supone que más de un millón de personas mayores de 40 años padece esta arritmia. Lo preocupante es que un 10% de las personas afectadas están sin diagnosticar, por lo que no disponen de tratamiento y aumenta el riesgo de sufrir el ictus.

NUEVOS CASOS Según los datos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el número de nuevos casos anuales de ictus es de más de 134.000. De ellos, el 20% están causados por la FA, lo que muestra la relación entre ambas patologías y la necesidad de sensibilizar a los ciudadanos sobre la detección de sus síntomas. Por eso, como insiste en señalar la presidenta de la Sociedad Vasco Navarra de Cardiología, es fundamental diagnosticar esta arritmia cuanto antes, ya que tiene un alto impacto en la prevención del ictus isquémico ya que el inicio del tratamiento con anticoagulantes protege a estos pacientes”, sostiene.

¿Cómo se puede prevenir la fibrilación auricular? “Es preciso controlar los factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión arterial, la hiperlipemia y la diabetes mellitus, que están asociados a las enfermedades cardiovasculares”. Además, es clave seguir unos adecuados hábitos de vida saludable evitando el sobrepeso y el consumo de tóxicos y sustancias nocivas como el tabaco y el alcohol. “También es muy importante hacer ejercicio físico moderado”, explica.

SECUELAS La experta recuerda que uno de cada tres ictus son mortales y la mitad deja secuelas. Por ello, hace hincapié al señalar que campañas como la celebrada en la capital vizcaina sirven para “dar a conocer la fibrilación auricular y diagnosticar a la población de riesgo para iniciar, si es necesario, un tratamiento anticoagulante que proteja frente al ictus”, indica, al tiempo que reconoce que actualmente los especialistas disponen de nuevos fármacos anticoagulantes, más seguros y cómodos, “que mejoran la calidad de vida del paciente y no tienen tantas interacciones con otros fármacos”, recalcó.

La campaña que recaló en Bilbao contó también con un electrocardiograma con tarjeta de cribado que permitió a más de 1.500 personas saber si están en riesgo de ictus por sufrir fibrilación auricular, la arritmia cardiaca más común. La iniciativa consistió en realizar de manera gratuita un electrocardiograma al paciente mediante el uso de la tarjeta de cribado Kardia o Wecardio.

Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida