•Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra cada 8 de marzo, SEOM recuerda la importancia de la prevención primaria y secundaria en los diferentes tumores que afectan a la mujer.

La doctora Ruth Vera, presidenta de SEOM. (Fotos Nerea Garay/Saludentuvida.com)

Las cifras de incidencia, mortalidad y prevalencia del cáncer en los últimos 5 años son diferentes entre hombres y mujeres. A nivel mundial, en ambos sexos, el cáncer con mayor incidencia y mortalidad es el de pulmón y el de mayor prevalencia a 5 años es el cáncer de mama. En general, la supervivencia de las mujeres es superior a la de los hombres porque los tumores más frecuentes en ellas presentan mejores supervivencias.

Afortunadamente, a pesar del aumento del número de pacientes diagnosticados de cáncer, consecuencia fundamentalmente del envejecimiento de la población y de nuestros hábitos de vida, la mortalidad está disminuyendo en la mayoría de tumores. Esto es debido a los numerosos avances en el tratamiento, y también a las medidas de prevención y diagnóstico precoz. Adoptando hábitos de vida saludables (no fumar, no beber alcohol, tener una dieta saludable y practicar ejercicio moderado) se reduciría hasta un 40% la incidencia de cáncer en los países industrializados.

El tabaquismo es el principal factor asociado con el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. Los fumadores tienen 20 veces más riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. Globalmente, el porcentaje de hombres fumadores está disminuyendo pero lentamente el de mujeres fumadoras está aumentando. En algunas partes del mundo occidental el cáncer de pulmón es ya la primera causa de muerte por cáncer en mujeres, por delante del cáncer de mama. Por ello, desde SEOM queremos alertar del aumento de mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres y concienciar a la población que deje el hábito tabáquico cuanto antes. Es clave seguir disminuyendo el número de fumadores pero también el de personas -muchas veces adolescentes- que se inician en el tabaco. Sin duda hay que incentivar medidas legislativas similares a la actual ley antitabaco.

Es también importante Hoy sabemos que hasta el 7% de las mujeres deben su cáncer a la obesidad.

Siguiendo las recomendaciones del Código Europeo Contra el Cáncer aconsejamos que se realice lactancia materna siempre que se pueda al menos durante 6 meses, que limite el uso de terapia hormonal sustitutiva y ante la duda consulte a su médico. Además no olvide participar en los programas de detección precoz de cáncer de colon, mama y cérvix.

Respecto a los factores de riesgo existen aspectos diferenciales en la mujer respecto del hombre; entre ellos se encuentra la herencia genética, ya que los síndromes de cáncer de mama y ovario familiar son frecuentes y afectan principalmente a las mujeres de la familia afectada.

Por todo ello la Dra. Ruth Vera, presidenta de SEOM, considera que “la prevención y mejora de los hábitos de vida es clave, y considerar la perspectiva de género es prioritaria considerando la influencia creciente del tabaquismo en las mujeres y sus consecuencias. Desde SEOM estamos convencidos de la necesidad de implementar políticas de salud pública que incorporen esta visión e invitamos a abrir una reflexión sobre las necesidades de investigación básica, clínica, social y de resultados de salud aún no cubiertas que sin duda formarán parte de nuestro compromiso para los próximos años”.

Porque la salud es lo que importa…Pon #saludentuvida

Artículos relacionados